14.12.09

UNA BUENA EXPERIENCIA


El maratón del Espadán se merece la visita a Segorbe y un paseo por su casco antiguo con parada en la pastelería Mauro. Y viceversa.
Mi personal apreciación de esta experiencia ha sido muy positiva. Ni un pero para la organización. El día previo a la carrera, en el polideportivo donde se instala la meta, encontré un despliegue importante de medios, siendo rápidamente y competentemente atendido en la entrega de dorsal (qué buena calidad de dorsal, por cierto) y chip.
Ya instalados en el hotel prácticamente adyacente al pabellón y previos los saludos a los fieras amigos de Crevillente (Víctor Candela, Antonio Mas, José María Davó, Antonio A. Egea, Ángel) y otros conocidos, María José y yo optamos por dar un paseo por las calles del centro histórico de Segorbe, en compañía de las esposas e hijos de los corredores del Marathon Crevillent. Encantador y entretenido paseo, durante el que pudimos apreciar importantes muestras arquitectónicas del pasado esplendor de la ciudad, sede de Obispado.
Ya de vuelta al hotel, cenamos espléndidamente acompañados, integrándose en el grupo los recién llegados Esteban y Fernando. Posteriormente pudimos saludar a los superfenómenos Vicente y David Ballester y por último a la Ballester que faltaba, María José. Quien advirtió que iba a por pódium en su categoría y al día siguiente cumplió subiendo a lo más alto.

Clasificación AQUÍ

Continuará …

1 comentario:

VITORRO dijo...

Enhorabuena amigo, por tu participación y finalización en el Espadan del cual seguro que guardaras un grato recuerdo, estamos todos ansiosos de leer tu cronica, un fuerte abrazo Campeón