15.7.09

LÓGICO



Ayer redescubrí que correr no es ji ji ja ja. Veréis cómo sucedió.

Un poco antes de las ocho y media de la tarde pasaron a recogerme dos que sí biencorren, Gaspar y Agustín. Comenzamos a trotar y enseguida se nos unió, con bici, Julia. Nos dirigimos hacia el Este.

Muchos paseantes conocidos nos preguntaban hasta dónde pensábamos ir. Les contestaba que hasta Urbanova. No era esa nuestra intención, aunque tampoco sería un trayecto descabellado. Mas en todo caso, si ayer lo hubiéramos intentando, no sé qué habría sido de mí.

Al final de Santa Pola del Este, en la cadena, se nos unieron Ángel Almira y José Vicente Meroño. Hasta la cadena nos acompañó durante un tramo la superactiva Mar Meca.

Desde la cadena hasta la ermita utilizamos el sendero que está al pie de la montaña y discurre paralelo a la carretera que llega hasta Arenales. Parte de ese trayecto fui en cabeza y tirando más de lo que debía. Y lo pagué.

El regreso desde la ermita fue un verdadero calvario para mí. Calculé mal mis fuerzas y me vacié en la ida. Sudé todos los litros ingeridos durante el pasado fin de semana y el día anterior. Incluso algún litro más. El suave y nada exigente trote del grupo, para mí fue demasiado. En poca distancia quedé rezagado. Parecía que cargaba con un saco de cemento de 50 kilos. Estaba clavado y rememoré los últimos kilómetros en Sevilla. Sólo la compañía del bueno de Gaspar evitó que parase antes de llegar a la playa del Varadero. Lugar donde se habían detenido los de delante y nos despedimos de Ángel y José Vicente, pues constituía su meta. Desde ese punto hasta donde me bajaría del autobús, a poco más de un km, seguimos los tres a mi ritmo. Iba fatal pero intenté acelerar para que no se me durmieran los acompañantes.

Al final, un relajante baño nocturno en la playa reparó parcialmente los daños sufridos.

Con la experiencia de ayer se confirma lo acertada que fue la decisión de prescindir de la media de Rubielos de Mora. Me hubiera gustado conocerla, pero realmente no estoy en condiciones.
El día 26, en el 10mil de Huéscar, veremos qué pasa.

Lo importante de estas experiencias es reflexionar y sacar conclusiones. Tras mi profunda reflexión, concluí que correr no es lo mío.

Así que acabo de inscribirme en las carreras de Huéscar, Novelda, y la media de Santa Pola 2010.

¿Lógico?

4 comentarios:

Trapatroles dijo...

Coneiximent, Paco.
Quan t'encontres cansat, ves recordant mentalment el Joc de Paraules que tot avocat té que saber i així et pasará el temps...jejeje:

"Setze jutges d'un jutjat mengen fetge d'un penjat, si el jutjat es despenges es mengeria el setze fetges dels setze jutges que l'han juzgat".

Un abraç

FERNESTIC dijo...

Francisco, no tienes por qué dudar de Huéscar. Ayer corriste 15 km cantando la caña. A mitad del recorrido me tuve que poner delante de tí a petición de los acompañantes pues nos llevabas a saco ¡¡¡

Sabes? si saco un extracto de mi cuenta corriente, todo son cargos de 5, 10, 12 euros. jajajaja todo son inscripciones. Bueno eso en la cuenta que utilizo para estas cosas, en la otra los cargos son más voluminosos.

Saludos y a canturrear lo que te escriu el Metxe Ramón.

Gaspar Campello.

Ruben dijo...

Estas hecho un máquina y un insconsciente a la vez, mira que apuntarte a tanta cosa ...

Te lo dice uno que después de Andorra se va a aventurar con la Porta del Cel y Carros de Foc sub 24, jajajaja ;)

No hay remedio, esto engancha ...

Lozaniko dijo...

Uffffffff Paco, el Domingo hice lo mismo, pero desde el Varadero y despues de un par de horitas de mtb y tambien peté como hacia mucho que no petaba, habra que volver al lugar de autos....